SANANDO NUESTRAS RELACIONES

0
71

«La relación más poderosa que jamás tendrás es la relación contigo mismo»

Steve Maraboli

¿Qué es una relación? ¿Cuál es su propósito?

Una de las búsquedas más fervientes del ser humano es la búsqueda una pareja. El sentido gregario de los mamíferos alcanza la máxima expresión en los humanos, aunque por más buena intención que muchas veces tenemos, establecemos relaciones que generan más caos que paz. El motivo principal es porque nuestras relaciones suelen estar basadas en el miedo y las relaciones de miedo crean dependencia emocional.

La génesis de todos los conflictos personales e interpersonales suele ser el sentirnos insuficientes y no deseables individualmente. la experiencia interior de creernos incorrectos y no aceptables nos lleva a buscar la aceptación (que no experimentamos con nosotros mismos) a través de otros.

Así es que para que nos acepten, nos ofrecemos a vivir experiencias de sacrificio, resentimiento, culpabilidad y miedo.

a este tipo de formas de vincularnos, en la Biodescodicación les llamamos relaciones de prostitución emocional (hacer las cosas que no quiero, para que me quieran). Son relaciones basadas en la necesidad y en el desamor por uno mismo. Por otro lado, la creencia de ser insuficientes nos lleva a competir con otros para sentirnos valiosos.

Este es vivir relaciones de amor, relaciones vitales que se consoliden en la libertad, en la valoración, en la seguridad y en La Paz interna.

Para lograr dicho fin debemos empezar, por asumir nuestra experiencia de vida y reconocer que no somos indeseables ni poca cosa…….somos potencialmente aquello que deseamos ser.

¿Cuál debe ser el propósito de nuestras relaciones para que éstas estén basadas en el amor y nos conduzcan a la paz? Este propósito debería ser el compartir quienes somos, compartir nuestra pasión por la vida, compartir nuestros sueños e ilusiones sin reparos. El propósito más elevado es creer en la libertad junto a nuestra pareja (o cualquiera de las relaciones que estamos teniendo) y expresar nuestro máximo potencial uno al lado del otro.

¿Por qué se produce la prostitución emocional?

La prostitución emocional es producto de hacer aquello que no queremos hacer o dejar de hacer aquello que sí queremos hacer, para que los otros nos quieran mediante nuestro sacrificio.

El origen de este comportamiento es la creencia de que no somos suficientes para que nos quieran como somos y, por lo tanto, creemos que tenemos que entregar nuestro tiempo, nuestro dinero, nuestro cuerpo, etc.

La práctica de la prostitución emocional se da principalmente en las relaciones de pareja.

Este mecanismo nace con las ideas de culpabilidad, esas que nos hacen creer que estamos jodidos y que nos llevan a pensar que no somos suficiente.

El slogan de la prostitución emocional es: «Así fallado como soy, quien me va a querer. Entonces, necesito sacrificarme para que me quieran y no se den cuenta que no soy valioso». De acuerdo a esto, el procedimiento mental de este patrón de conducta emocional es el siguiente:

«Me siento insuficiente, por lo cual necesito a alguien que me llene de valor»

Una vez que encuentro a ese «alguien especial» me sacrifico para conquistarlo, me sacrifico para conservarlo y me sacrifico para recuperarlo.

Al tiempo de la relación me doy cuenta de que el otro no me aporta lo que estoy buscando. No me llena de la sensación de suficiencia. Reconozco que me sacrifiqué todo el tiempo y el otro no cambio su manera de ser. el resentimiento se empieza a instalar en mi sentir.

Esta desilusión nos llevará generalmente a poner en marcha este otro mecanismo por el cual solemos terminar las relaciones o, lo que es peor, quedarnos en ellas tornándolas tóxicas a través de los siguientes mecanismos:

  1. Proyecto un odio especial hacia ese «alguien especial» y lo culpo de mi sufrimiento. Comienzo a atacarlo a través de la culpabilidad.
  2. Experimento miedo por haberlo atacado.
  3. Busco a «alguien especial nuevo» para vengarme del «alguien especial viejo». Es decir, sin darme cuenta, al iniciar una nueva relación sin haber sanado la anterior, probablemente repita los mismos patrones y hasta le atribuya a la nueva (inconscientemente por supuesto) los «errores» de la anterior y termine así reaccionando o accionando «por las dudas» de que esto se vuelva a repetir.

Ejercicio

Este es un ejercicio muy muy simple pero sumamente efectivo ya que pocas veces nos tomamos un momento para sentarnos a identificar realmente cómo nos sentimos, qué estamos haciendo y por qué.

Con él buscaremos identificar cuáles son los pensamientos sobre ti mismo/a que te desvalorizan o te generan baja autoestima, llevándote luego a construir relaciones basadas en la prostitución emocional.

También buscaremos identificar qué es aquello que crees que en tu vida no es correcto, que debería ser de otra forma.

Para lo anterior, pregúntate:

¿Qué cosas hago hoy que creo que debo o tengo que hacer para que me quieran?

¿Qué cosas creo que no debo hacer aunque quiera hacerlas, para que no dejen de quererme?

Una vez que hayas identificado tu estado actual, podrás empezar a trabajar en el detectar las creencias que te han llevado a ese lugar y a re trabajar, con herramientas que te ofrece la Biodescodificación o que pudiera tener, eme poder actualizarlas para que puedas desde allí avanzar a tu estado deseado.

¿Cómo disminuir las emociones «negativas» y conflictos dentro de las relaciones?

El primer paso y fundamental es frenar lo que llamamos «la hemorragia de las proyecciones». Proyectar es el acto de atacar al otro por no querernos hacer responsables de nuestra vida y de nuestra sombra, de aquello que no deseamos aceptar sobre nosotros mismos.

proyectar es ver nuestras creencias de culpabilidad en el otro haciéndolo culpable de nuestro malestar. Con la proyección buscamos expiar nuestra responsabilidad culpándolo de nuestro sufrimiento. Este proceso de juzgar en el otro aquello que no quiero asumir en mí (incluso que yo no puedo tomar la decisión de que esto deje de suceder separándome), es el núcleo del conflicto en toda relación.

Cuando empezamos un proceso de cambio y asumimos nuestros propios miedos y responsabilidades vamos a poder desmantelar el mecanismo de la culpabilidad.

Ejercicio

  1. Identifica los juicios que haces hacia tu pareja (o relación que quieras mejorar)
  2. Identifica los expectativas sobre esa persona.
  3. identifica los deseos de querer cambiarla, de que sea «mejor persona» (según tu sistema ved creencias).
  4. Identifica las correcciones que le haces sistemáticamente.
  5. Observa cómo estos descubrimientos hablan de algunas forma de ti mismo.
  6. Observa cuáles son los aprendizajes que puedes hacer sobre ti a partir d Elo descubierto en los puntos anteriores.

Al comprender que todo lo que nos molesta delator es una oportunidad para crecer, para conocernos, estamos abriendo una puerta de amor verdadero dentro de la relación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here