Un invernadero es una estructura o construcción, accesible a pie, utilizada para cultivos. La cubierta exterior es traslúcida, generalmente de vidrio o plástico. Este tipo de estructuras se hicieron con el objetivo crear microclimas controlables para mejorar el rendimiento de los cultivos y poder mantener las plantas en climas extremos.

Se tienen datos de invernaderos desde la antigua Roma, fabricados de un tipo de mica y alabastro, sobre todo en lugares donde había clima extremo o poco adecuado para la siembra. En Europa en el siglo dieciséis se popularizaron más sobre todo para tenerlos en jardines grandes y ostentosos. En los Países Bajos se hicieron los primeros de vidrio hasta el siglo veinte.

Los invernaderos son parte de la llamada agricultura protegida. En esencia, este tipo de agricultura pretende utilizar herramientas como mallas, cubiertas, o los mismos invernaderos para proteger a los cultivos de climas extremos. Resguardando a las plantas se tiene un mejor control sobre sus condiciones climáticas ayudando a que prosperen de mejor forma, y muchas veces ahorrando agua y recursos.

Tipos de invernadero

Hay varios tipos de invernadero clasificados por la forma que tienen, como son túnel, multi-túnel, capilla, doble capilla, plano, entre muchos otros. Por otro lado, se pueden clasificar por temperatura, como fríos, templados, o cálidos. También se pueden clasificar por temporales o permanentes.

Los invernaderos temporales se realizan con estructuras sencillas y realmente sin cimientos. Aunque se construyen firmemente y de un tamaño adecuado para poder entrar en ellos a pie, a veces no son de plástico rígido. Si es necesario, se hacen con una malla que proteja del sol o frío intenso durante alguna temporada.

Los invernaderos permanentes se hacen con base en infraestructuras sólidas y estructuras complejas, casi siempre de metal y acrílico o vidrio. Se hacen instalaciones hidráulicas para sistemas de riego agrícolas, luz, clima, y lo necesario para el cultivo que se va a sembrar.

Otra forma en la que se clasifican los invernaderos es por el tipo de siembra, que puede ser hidropónica, aeropónica, enarenado, u alguna otra. Se debe utilizar siempre el tipo de invernadero más adecuado para el cultivo en particular.

Diseño y desarrollo personalizado de invernaderos

Una tendencia en invernaderos son los proyectos llave en mano. Este servicio implica el diseño y desarrollo de un proyecto de invernadero según las necesidades del terreno, el cultivo, el sistema de riego, además de cualquier otro requerimiento en específico, dejando el lugar listo para sembrar. Este servicio completo puede hacerse por medio de rieggo, que se especializa en financiamiento de sistemas de riego para cualquier tipo de cultivo, además de instalación de invernaderos llave en mano.

El desarrollo completo del proyecto, al hacerse según los requerimientos particulares, se hace también la forma del invernadero óptima, instalación de luz y clima necesarios, y el o los sistemas de riego que se vayan a utilizar. Los más comunes son el sistema de riego por goteo y el sistema de riego por aspersión. Estos dos sistemas son además los más recomendados para invernadero. El riego por aspersión imita la caída de gotas de lluvia o del mismo rocío, dando a las plantas una simulación del agua que recibirían fuera del invernadero. El riego por goteo da a las plantas humedad en la tierra y en sus raíces.

El servicio de riego es especializado en ambos tipos, por lo que es la mejor opción para tener el mejor sistema de riego con la tecnología más avanzada, optimizando el cultivo con el máximo ahorro de agua. Con la automatización, se puede manejar el riego desde una aplicación en cualquier dispositivo móvil, siendo uno de los sistemas más avanzados para cultivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here