Nuestro cuerpo está hablándonos continuamente, lo único que hace falta es que nos tomemos el tiempo necesario para escucharlo. Cada célula de nuestro cuerpo responde a cada cosa que pensamos.

Creo que tenemos que ver con todas las «enfermedades» de nuestro cuerpo. El cuerpo, como todo lo demás en la vida, es un espejo de lo que interiormente pensamos y creemos.

Cuando descubrimos cuál es la pauta mental que hay detrás de una enfermedad, tenemos oportunidad de cambiar esa pauta y, por consiguiente, ese mal estar. La mayoría de las personas no quieren ponerse enfermas en un nivel consciente, y sin embargo cada mal estar que tenemos es un maestro. La enfermedad es la manera que tiene el cuerpo de decirnos que en la consciencia hay una idea falsa. Algo de lo que creemos, decimos, hacemos o pensamos no es para nuestro mayor bien.

El cuerpo nos dá tironcitos, diciéndonos: «Préstame atención por favor».

A veces la gente quiere estar enferma. En nuestra sociedad, hemos hecho de la enfermedad una manera legítima de evadir la responsabilidad o las situaciones desagradables. Si no somos capaces de aprender a decir «no», entonces quizá tengamos que inventarnos un mal estar que lo diga por nosotros.

«Devuelvo a mi cuerpo una salud perfecta y la mantengo»

EJERCICIO: Libérate de tus problemas de salud

¿Estás dispuesto a liberarte de la necesidad que ha provocado tus problemas de salud? Cuando hay algo en nosotros que queremos cambiar, lo primero que tenemos que hacer es decirlo. Dí entonces: «Estoy dispuesto a liberarme de la necesidad interior que ha provocado este estado». Vuelve a decirlo. Dilo mirándote al espejo. Dilo cada vez que pienses en lo que te pasa. Es el primer paso para conseguir un cambio.

  1. Enumera todas las enfermedades de tu madre.
  2. Enumera todas las enfermedades de tunpadre.
  3. Enumera todas tus enfermedades.
  4. ¿Ves alguna relación?

EJERCICIO: salud y mal estar

Vamos a examinar algunas de tus creencias referentes a la salud y al mal estar. Contesta las siguientes preguntas de la forma más abierta y sincera que puedas.

  1. ¿Qué recuerdas de tus enfermedades de niño?
  2. ¿Qué aprendiste de tus padres sobre la enfermedad?
  3. Cuando eras niño, ¿Qué te gustaba del hecho de estar enfermo? ¿O no había nada que te gustase en la enfermedad?
  4. ¿Hay alguna creencia que tuvieras de niño sobre la enfermedad y que siga condicionando tu comportamiento de adulto?
  5. ¿Cómo has contribuído al estado de tu salud?
  6. ¿Te gustaría cambiar tu estado de salud? En caso afirmativo, ¿de qué manera?

EJERCICIO: Tus creencias sobre la enfermedad

Completa los siguientes enunciados tan sinceramente como puedas.

  1. Mi manera de ponerme enfermo es…….
  2. Me pongo enfermo cundo trato de evitar……..
  3. Cuando estoy enfermo, siempre quiero……..
  4. De peque, cuando me ponía enfermo, mi madre siempre……
  5. El mayor temor que tengo cuando estoy enfermos es…….

EJERCICIO: El poder de las afirmaciones

Vamos a descubrir el poder de las afirmaciones escritas.

Escribir una afirmación puede intensificar su poder. Escribe veinticinco veces una afirmación positiva sobre tu salud. Puedes inventarte una o bien usar cualquiera de las siguientes:

  1. Ya estoy en proceso de sanar.
  2. Escucho con amor los mensajes de mi cuerpo.
  3. Ahora, mi salud es radiante, vibrante y dinámica.
  4. Estoy agradecido por mi salud, que es perfecta.
  5. Merezco tener buena salud.

¡CUÉNTANOS TU EXPERIENCIA!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here