Esterilizar a tu perro

Si estás contemplando la opción de esterilizar a tu perro, es posible que te surjan varias dudas. Habla con tu veterinario lo antes posible para que responda todas tus dudas.

La esterilización de un perro es una operación de rutina en  la que se extraen los órganos reproductores de tu perro. En el caso de los machos se realiza la extirpación de los testículos, mientras que en el de las hembras, además de los ovarios, se puede extraer también el útero.

La esterilización de los machos recibe también el nombre de castración. Suele ser una operación sin ninguna complicación, aunque puede resultar un poco más invasiva si los testículos del perro no han bajado. Si los testículos de tu perro no han bajado entre los 6 y los 12 meses de edad, la esterilización se puede practicar mediante una cirugía abdominal, similar al procedimiento utilizado para las hembras.

La cirugía de las hembras es más invasiva que la de los machos y se realiza a través de una incisión longitudinal en su abdomen. Este procedimiento rutinario puede evitar problemas de salud a tu perro y muchos dolores de cabeza para ti.

¿Esta operación daña a tu perro?

La operación para esterilizar a tu perro es rutinaria y se hace con anestesia general.

Puedes pedir que esterilicen a tu perra mediante cirugía laparoscópica. Es menos invasiva y consiste únicamente en la extracción de los ovarios, lo que reduce el dolor y el tiempo de recuperación después de la cirugía.

Después de la operación, el veterinario le inyectará a tu perro un analgésico para el dolor y en casa le darás también antiiflamatorios.

Como la operación suele ser menos invasiva en los machos, sólo necesitan medicina para un día después de la cirugía. Las hembras requieren medicinas para aproximadamente tres días posteriores a la operación, para lograr una rápida recuperación con el menor dolor posible.

Existen varias ventajas y beneficios para tu perro. Por ejemplo, disminuye el riesgo de enfermedad y también mejora el comportamiento, aunque los beneficios de este procedimiento varían dependiendo del género.

Las ventajas de esterilizar a una perra:

-Disminuye la posibilidad de que desarrolle cáncer de mama.

-Previene el cáncer cérvico uterino y el cáncer de ovario, así como el riesgo de otras infecciones uterinas.

-Elimina el riesgo de embarazos no deseados.

Las ventajas de esterilizar a un perro:

-Evita tumores testiculares y reduce el riesgo de cáncer de próstata y otras infecciones.

-Disminuye la posibilidad de que aparezcan tumores y hernias alrededor de las nalgas, que son habituales en perros de avanzada edad sin esterilizar.

-Puede reducir los impulsos agresivos naturales, lo que disminuye la probabilidad de que tu mascota se haga daño peleando.

-Evita que tu perro vagabundee lejos de casa en busca de pareja.

-Puede mejorar comportamientos indeseables, como que marque su territorio o que intente montar a objetos o personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here