A continuación te daremos un ejercicio para trabajar en tu amor propio.

Mírate en el espejo. respira profundamente.

Sonríe. Di: «Me merezco tener una vida maravillosa».

Vuelve a respirar. «Me merezco todo lo que está en mi lista».

Respira de nuevo. «Me merezco y acepto todo lo bueno que hay en mi vida»

Respira otra vez. «Soy una persona amante, digna, valiosa y me amo».

Respira profundamente. «Todo está bien en mi mundo»

Por Carolina Sartori

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here