Cada año, siguiendo el calendario lunar, llega el Chuseok: una tradición coreana ancestral que rinde honor a los antepasados.

Las largas travesías que muchos surcoreanos emprenden para regresar a sus pueblos de origen son solo el comienzo de una tradición dictada por el calendario lunar. Su nombre es Chuseok, y es una de las festividades de mayor importancia en el país asiático. Se trata de una manifestación cultural que rinde honor a los antepasados por la abundancia y las buenas cosechas.

Las raíces del Chuseok están arraigadas a la fuerte tradición de un país que, hasta mediados del siglo XX, se caracterizaba por ser una sociedad mayoritariamente agrícola. En consecuencia, el calendario lunar era el principal referente para desarrollar dicha actividad. Esto, a su vez, dio origen a varios ritos encaminados a buscar mejores condiciones para eltrabajo del campo. Esto es lo que sabemos.

¿Qué es el Chuseok?

El Chuseok, también conocido como Hangawi (“el gran punto medio del otoño”), es una de las tres fiestas tradicionales más importantes de Corea del Sur, junto a Seollal y Dano. Se celebra el decimoquinto día del octavo mes del calendario lunar. Esta festividad abarca, normalmente, tres días. Durante este tiempo, las familias se reúnen y llevan a cabo diferentes costumbres propias de la fecha. Todo está envuelto en un profundo sentimiento de gratitud y abundancia.

New World Encyclopedia dice que, según la creencia popular, el origen del Chuseok está en el Gabae (Hangul), que comenzó durante el reinado del tercer rey de Silla (57 a.C. – 935 a.C.). No obstante, la misma fuente menciona que esta tradición podría haber comenzado como una de las celebraciones que los chamanes hacían a la luna de las cosechas. En otras palabras, esta festividad surcoreana pudo surgir a manera de ritual de culto.

Una tradición ancestral que rinde honor a los antepasados

En la actualidad, el Chuseok se vive como un momento ideal para la unión de las familias surcoreanas. Hay quienes, incluso, han visto en esta tradición semejanzas con el Día de Acción de Gracias, que se celebra en Estados Unidos. Ambas festividades comparten valores similares, pero tienen diferentes formas de desarrollarse.

En las primeras horas de la mañana del Chuseok, las familias se reúnen para realizar un ritual llamado charye. Éste consiste en un primer honor hacia los antepasados. Los miembros del grupo deben llevar ropa nueva. Una vez que se termina con esto, la familia puede pasar a sentarse a la mesa, donde se presenta la comida típica de este momento, es decir, los pastelillos de arroz (songpyeon) acompañados con el licor tradicional.

Los rituales hechos para conmemorar la memoria de los antepasados continúan después de la primera comida del día. Esto ocurre en el seongmyo, el momento en que la familia se dirige a los panteones donde están enterrados sus ancestros. Una vez ahí, se realiza una ceremonia de honor y agradecimiento. Previamente, los espacios deben ser limpiados en un proceso conocido como Beolcho.

También, como parte del Chuseok, está el Gang-gang-sul-leun baile tradicional. En éste un grupo de mujeres se toman de las manos y danzan en círculo mientras cantan. El objetivo, en este caso, ya está enfocado hacia las peticiones de una buena cosecha.

Existen otros bailes típicos del Chuseok y, de igual manera, otras actividades importantes. Un ejemplo más es el ssireum. Éste es un deporte de lucha, en el cual dos hombres se enfrentan en una batalla cuerpo a cuerpo, donde la destreza y la fuerza salen a flote.  En general, todas estas costumbres se enfocan en crear un ambiente saludable y armonioso, en el cual las familias puedan convivir, distraerse y disfrutar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here